Arxius

Archive for the ‘Crónica’ Category

El CB Prat salva el primer matchball – Solobasket

05/05/2011 1 comentari

1/4 FINAL DEL PLAYOFF D’ASCENS A LEB OR

ADT TARRAGONA – CB PRAT 56 – 71 (2-1)

Utilizando la jerga tenística, el CB Prat ha salvado el primer matchball. No todo acaba en defender, que los de Mateo Rubio saben hacerlo muy bien. También hay que anotar y hoy el ADT Tarragona ha fallado mucho en el tiro exterior (3/19 triples para el 16%) y la segunda parte de los locales ha sido realmente pobre (20-37). Al final, victoria del equipo de Carles Durán (56-71) donde Cesar Sanmartín ha sido el mejor entre los veteranos y Alex Barrera entre los jóvenes cachorros de la Penya.

Los primeros minutos fueron de dominio local, con la defensa de ADT Tarragona consintiendo una sola canasta rival en los primeros 4 minutos (7-2). La reacción del CB Prat Joventut no llegó hasta ver a su rival 8 arriba (13-5). Efectivamente, los minutos finales del periodo fueron para los “potablava” con un parcial de 0-13 en dos minutos escasos con un joven protagonista como Alex Barrera con 8 puntos en un primer cuarto que acabó con dos tiros libres de Stribling (16-18). La buena dinámica visitante no se detuvo en el segundo periodo con un arranque de 4-10 favorable al CB Prat Joventut para una máxima ventaja tras el mate de Todorovic asistido por Vilanova (20-28). Vilanova volvía a ser un incordio para la defensa local pero sin poder evitar la reacción de los locales que con un parcial de 16-4, finalizado con un 2+1 de Guirao y un triple de Bataller, volvieron a comandar el marcador (36-32). Al descanso 36-34 con un parcial de 20-16. Pese a que el partido se reanudó con un mate de Stribling (38-34) la dinámica volvió a cambiar en la segunda parte. Ventura puso otra vez a los suyos por delante (38-39) pero el protagonista del cuarto iba a ser Sanmartín con 9 puntos. Con los locales fallones en el tiro, un 2-9 volvió a poner tierra de por medio (40-48), diferencia que Todorovic elevó a 9 puntos con su canasta al límite para el 48-57 (parcial 12-23). Tras el 4-0 de salida de los de Carles Duran en el cuarto definitivo (48-61) el ADT mejoró en defensa pero no consiguió despertar en ataque. Un 2+1 de Edu Riu puso la diferencia en la barrera de 10 puntos (53-63) pero Llovet y Vilanova volvieron a incrementar las diferencias hasta los 14 puntos a falta de 4 minutos completando un 0-6 (55-69). Los últimos minutos transcurrieron con muchos errores donde ADT solo anotó 1 punto de Duarte desde el tiro libre mientras Todorovic consiguió la última canasta del partido para el definitivo 56-71 (parcial 11-18). Al final el comentario después del segundo encuentro de Carlos Durán, entrenador del CB Prat Joventut, fue profético: «Si no somos capaces de hacer 70 puntos, es muy difícil que podamos ganar un partido.” Y anotaron 71.

estadístiques del partit

enllaç a la notícia

Categories:Cantera, CB Prat, Crónica

ACB J24 Penya 84 – Valladolid 74. Reencuentro con la victoria en Badalona.

El Joventut rompió al final su mala racha tras cuatro derrotas consecutivas y se llevó la victoria frente al Blancos de Rueda Valladolid por 84 a 74, resultado engañoso por la igualdad que ha reflejado el marcador a lo largo de 35 minutos del encuentro, en los minutos finales dos triples de Jelinek y varios errores consecutivos de los de Fisac han dado la suficiente ventaja a los locales para conseguir la victoria sin mucho sufrimiento.

El partido empezó como todo el mundo preveía, con Will McDonald campando a sus anchas en la zona vallisoletana, mientras que el Valladolid apostaba por la velocidad y el tiro exterior para mantener el equilibrio en el marcador. Las primeras rotaciones dejaban la iniciativa del partido a manos de los visitantes que cerraban el 1r cuarto con 3 puntos de ventaja en el electrónica, 19 a 22.

McDonald ha sido amo y señor de las zonas (ACB Photo - Surrallés)

En el segundo cuarto se sigue con la misma dinámica, si bien la defensa de la penya hacía aguas por demasiadas vías, mientras Pepu intentaba poner remedio con alternancias entre una zona 2-3 y una defensa individual con cambios en casi-todos los bloqueos, sin ningún tipo de éxito todo sea dicho de paso…en el Valladolid Van Lacke empezaba a encontrar demasiados espacios para sus penetraciones y además dominaban claramente el rebote ofensivo, sobretodo cuando atacaban contra la defensa zonal. Y con todo esto el marcador, de manera totalmente incomprensible seguía igualado, 42 a 44 al descanso, por lo que el aficionado verdinegro tenía dos posibles lecturas de la situación: la negativa de jugando así es imposible ganar o la optimista de si jugando así y concediendo tantas facilidades solo perdemos de 2, a la que salgamos un poco enchufados en la segunda parte nos lo llevamos de calle.

Y realmente alguna cosa cambió en el descanso, el partido siguió por las mismas vías de igualdad, pero la intensidad verdinegra iba en aumento y excepto algunos despistes defensivos ocasionales, la circulación de balón del Valladolid encontraba más dificultades para encontrar buenas posiciones, en ataque Pere Tomas y Robinson se sumaban a la exhibición de McDonald, que estaba viendo limitada su aportación por la buena defensa en 3/4 que ponían en práctica los de Fisac. Resultado parcial de 20 a 15 para los locales que dejaba el partido en un 62 a 59 y todo por jugarse en los últimos 10 minutos.

Una de los aspectos más comentados en Badalona en las últimas semanas es que los jugadores clave del equipo llegan a los minutos decisivos sin fuerzas, agotados física y mentalmente por culpa del exceso de minutos a los que tienen que hacer frente durante el desarrollo del encuentro, de aquí a que se le reclame a Pepu mayor protagonismo de los jóvenes para que puedan entrar en esta rotación. No lo ha hecho así el entrenador verdinegro, dejando a Todorovic y Homs jugando unos minutos imperceptibles, pero lo que si que ha hecho el madrileño es aumentar los minutos de Franch, Jelinek y Flis, consiguiendo una rotación completa de 8 jugadores que ha permitido que los que más han jugado han jugado 30 minutos, llegando al último cuarto en plenitud de fuerzas y de lucidez mental.

Trias ha estado mucho más fresco en los minutos decisivos (ACB Photo - Surrallés)

Ya sea por esto que comentamos o porqué la conjunción astral hoy era la correcta, la Penya ha dado en este último cuarto un paso adelante más en cuanto a intensidad, concentración, esfuerzo y acierto. El Valladolid se intentaba agarrar al partido y resistir hasta el final, pero una combinación de violaciones y perdidas de balón vallisoletanas junto al acierto desde el 6,75 de David Jelinek con 2 triples, dejaba el encuentro muy favorable a los intereses locales, consiguiendo una ventaja de 10 puntos a falta de 3 minutos y medio. Los tímidos conatos de reacción visitantes han sido bien cortados con jugadas de acierto de los locales, que ha podido obtener de esta forma la victoria por 84 a 74, llegando de esta forma al numero mágico de 12 victorias que garantizan la permanencia en ACB para la próxima temporada (al menos con criterios deportivos, veremos como evoluciona el tema económico) y poder volver a mirar, porqué no, los puestos de play-off por los que debería estar luchando la penya si tuviera la plantilla al completo.

FICHA TÉCNICA:

DKV Joventut 84: Robinson (11), Pere Tomás (13), Hosley (8), Trias (10), McDonald (24) -equipo inicial-, Flis (2), Jelinek (10), Franch (6), Todorovic (-), Homs (-).

Blancos de Rueda Valladolid 74: Dumas (2), Van Lacke (14), Robinson (18), Baez (11), Slaughter (7) -equipo inicial-, Martín (7), García (6), Stanic (7) y López (2).

Parciales: 19-22 / 23-22 / 20-15 / 22-15

Árbitros: De la Maza, Jiménez y Calatrava. Sin eliminados.

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima cuarta jornada de la Liga ACB disputado en el Palau Olímpic de Badalona ante 4.000 espectadores.

Categories:ACB, Crónica

Penya 76 – Bilbao 80. Derrota anecdótica, honor recuperat.

El Bilbao (sin Mumbrú) se lleva una ajustada victoria de Badalona (76-80)

Reclamaba un servidor en la previa orgullo y actitud en los jugadores de la penya y mayores rotaciones a Pepu para que no faltaran piernas en los minutos finales. Dicho y hecho, salida en tromba de los verdinegros, corriendo cuando el contraataque era claro y jugando con paciencia y circulación de balón en el ataque estático, controlando las perdidas que tanto daño han hecho en los últimos partidos. En el minuto 6 de partido, primeros cambios y a final del 1r cuarto todos los titulares ya habían pasado por el banquillo, no era una rotación de 10 hombres como reclamaba, pero al menos todos los titulares habían tenido su descanso. Delante un Bilbao dormido y totalmente superado, todos los balones sueltos se los llevaban los locales, indicativo claro de quien estaba metido en el encuentro y de quien necesitaba limpiarse las legañas. Al final del 1r cuarto un 22-12 indicativo de lo que pasaba en el parquet.

Final del 1r cuarto que ha llegado con polémica pues con el marcador de tiempo ya a cero, Àlex Mumbrú ha recibido una técnica y 3 segundos después ha sido expulsado, se supone que algo le ha dicho al arbitro después de recibir la técnica. El inicio del segundo cuarto ha tenido que esperar a que el alero del Bilbao y ex-capitán verdinegro se fuera hacía los vestuarios con una sonora pitada de la afición que no olvida las dos veces que cambió los colores verdinegros por el blanco madrileño. Entre la rabia por la expulsión y el abucheo generalizado, Mumbrú ha decidido dar rienda suelta a su frustración con una fuerte patada a la puerta de acceso al campo que ha quedado un poco dañada, desde aquí le pedimos con cariño que pase por caja y pague la reparación de lo que a roto, que todos sabemos como está la caja fuerte verdinegra, gracias Àlex.

Con esta expulsión y la dinámica que venía del primer cuarto, la lógica indicaba lo que ha pasado, la ventaja de la penya se ha disparado en los inicios del segundo, con una máxima de 17 puntos a falta de 6 minutos, con los locales lanzados y los visitantes demasiado alterados por el marcador en contra y la expulsión de Mumbrú, pero a partir de aquí el Bilbao se ha centrado y ha puesto una marcha más de intensidad en su juego…¿o ha sido que las fuerzas de la penya empezaban a escasear porqué desde el banquillo se han olvidado de hacer más cambios y se han perdido todos los balones que no se perdían en el primer cuarto? esta es la gran pregunta que tengo en estos momentos ¿mérito del Bilbao? ¿demérito de los jugadores de la penya? ¿demérito del banquillo verdinegro? seguro que cada seguidor tiene una respuesta, yo he echado de menos alguna rotación más en el juego interior aunque no creo que toda la responsabilidad recaiga en este punto. Por una razón o otra, el Bilbao se ha metido en el partido, Jackson, Vasileiadis y Blums han conseguido casi casi ellos solitos un parcial de 9 – 26, que dejaba el marcador con 38 a 38 al descanso y con la sensación de que el Bilbao había encontrado el camino para hurgar en la herida verdinegra y decidir el encuentro por la vía rápida en la reanudación.

Destacable jugada en el final de periodo, no por la jugada en si sino porqué ya ha pasado demasiadas veces en contra del Joventut, 24 segundos de partido y 24 segundos de posesión para los verdinegros, la lógica indica que la penya agotará lo posesión para no dar opción a su rival de intentar anotar, pero los locales se precipitan y tiran demasiado pronto, sin apurar todos los segundos, que el Bilbao haya cogido el rebote, salido a la contra y metido el triple para empatar es lo de menos, el error grave está en no apurar la posesión y regalar al contrario una última oportunidad de anotar con la que no deberían de contar jamás de los jamases. Algunos dirán que esto es culpa de la media de edad del equipo…me vale la explicación para la primera vez, pero este año este error se ha repetido casi cada vez que el equipo cuenta con la última posesión, tal vez ya sería hora de aprender la lección. Además, de que a partir de cadetes estos errores no son aceptables y en la penya son jóvenes pero no tanto…

El descanso ha sentado bien a los locales, que han reconducido la situación, han renovado sus fuerzas y han mantenido el partido en unos tanteos bajos y han mantenido el encuentro con un marcador igualado, aguantando el chaparrón que parecía que se les venía encima, Robinson y Flis contrarrestaban los puntos de Blums, Jackson y Banic y el trabajo defensivo aumentaba para convertir el 3r cuarto en unos minutos soporíferos para los aficionados al baloncesto pero en ilusionantes para la afición de la penya que veía como su equipo se agarraba con uñas y dientes a luchar por el partido, demostración de lucha y coraje que como explicábamos ayer, es lo único que le exige el público ahora mismo a su equipo, así si, este era el sentimiento generalizado en las gradas, así se puede ganar o perder pero el aplauso y el ánimo están garantizados. 50-53 y todo por decidirse en los últimos 10 minutos.

Intercambio de canastas y alternancias en el marcador en este último cuarto, Robinson y McDonald daban aire a la penya mientras Blums daba un recital de tiro y de penetraciones, los ataques se imponían a las defensas y los ataques rápidos se sucedían en las dos canastas pero sin que ningún equipo tomara ventajas importantes. Se entra en los dos últimos minutos con ligera ventaja para los hombres de negro y con los locales dando todo lo que tienen para no entregar al cuchara todavía, pero no ha sido suficiente, el Bilbao ha jugado mejor los últimos minutos y aunque no han sentenciado hasta los instantes finales se antojaba difícil que los locales le dieran la vuelta al marcador, por sensaciones, porqué por resultado no estaban tan lejos, apenas de dos o cuatro puntos separaban a ambos equipos durante estos dos minutos finales, pero se intuía que la penya hacía rato que funcionaba con la reserva y que no le quedaban fuerzas para un nuevo arreón…y si, lo reconozco, voy a ser un poco oportunista ahora mismo, aprovecho para volver a reclamar mayores rotaciones a Pepu, un equipo que llega a los instantes finales con sus 5 titulares jugando entre 30 y 35 minutos, está demasiado cansado para tener la cabeza fría y tomar buenas decisiones, no voy a decir que se ha perdido por esto porqué sería injusto con el gran esfuerzo que ha hecho todo el equipo, pero opino que este es una de las pequeños factores que han desequilibrado la balanza.

Final del partido con 76 a 80 que como mínimo permite a los verdinegros conservar el average particular, aunque mucho tendrían que cambiar las cosas para que estos dos equipos se encontraran empatados al final de la temporada.

DKV Joventut 76: Robinson (13), Pere Tomás (7), Hosley (14), Trias (9), McDonald (17) -cinco inicial-, Flis (7), Franch (5) y Jelinek (4).

Bizkaia Bilbao Basket 80: Jackson (20), Warren (11), Mumbrú (2), Banic (10), Mavroeidis (4) -cinco inicial-, Hernández-Sonseca (-), Hervelle (3), Vasileiadis (9), Fisher (2) y Blums (19).

Parciales: 22-12 / 16-26 / 12-15 / 26-27

Árbitros: Pérez Pizarro, Pérez Pérez y Soto. Descalificaron a Àlex Mumbrú (min. 10).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo primera jornada de la liga ACB disputado en el Palau Olímpic de Badalona ante 5.000 espectadores.

Categories:ACB, Crónica
%d bloggers like this: